¿Publicidad encubierta?

Youtubers y bloggers lideran el tema.

Las redes sociales se han convertido sin duda alguna en parte de nuestra vida, es por eso que marcas y empresas han estado incursionando en las mismas, no solo formando parte de ellas, sino también aprovechándolas como otro medio de comunicación en donde hacer publicidad o “emplazar” un producto.

Probablemente ya hayan visto millones de anuncios en la barra derecha de Facebook o hasta cuando están disfrutando de su video favorito en Youtube, sin embargo, ¿Han prestado atención a los posteos de los bloggeros a los que siguen? O ¿Qué tan reales son las opiniones respecto a productos o servicios de sus youtubers favoritos? ¿Leyeron la letra pequeña?

Si bien es cierto, creemos que tod@s nos enteramos de cuando algo es publicidad pagada o no, muchas veces los viajes a hoteles paradisiacos de los bloggeros o las famosas “reviews” respecto a marcas y productos de tecnología o belleza que realizan los  youtubers, son influenciadas por la misma marca y su equipo de comunicación.

Lo anterior, puede llevarse a cabo de dos maneras, la primera es pagando a los bloggers o youtubers para que traten algún tema desde una sección de “opinión o comentarios”, la segunda es ya sea enviar los productos, invitaciones a eventos o viajes  esperando lo mejor (ya que al no haber pago, puede que alguna opinión no sea del todo positiva).

Esto se realiza debido a que estas personas son prácticamente “líderes de opinión” seguidos por grandes cantidades de usuarios de redes sociales, los cuales, valoran sus opiniones o comentarios. Así que, utilizando este método las marcas pueden impactar a su mercado meta sin publicitarse directamente, en pocas palabras haciéndolo mediante un “boca en boca” pero pagado.

Esta no es una táctica nueva empleada por los comunicadores, el tema de “influir” a líderes de opinión siempre se ha manejado, sin embargo, con el auge de las redes sociales se ha iniciado a aplicar a las mismas, dando excelentes resultados ya que las marcas y empresas que lo ponen en práctica aumentan considerablemente.

Entonces, ¿Podemos llamarle “publicidad encubierta”? ¿Cuál será su nombre correcto? ¿Aparecerá esta táctica en libros para comunicadores? Éstas son respuestas que no sabemos por ahora; lo que sí sabemos es que no podemos clasificar a ésta práctica como algo malo, simplemente debemos verla como una opción más en el abanico de posibilidades a la hora de desarrollar una estrategia como comunicadores o a poner más atención a la letra pequeña de nuestros blogs y canales de youtube favoritos.

Por:
Fabiola Matarrita Portilla
Social Media Manager

Síguenos en:
¿Querés conocer nuestros servicios? Contactanos