“Disciplina más allá del talento y la inteligencia”

A través del tiempo y del desenvolvimiento cultural, económico y educativo en el mundo actual se ha generado un cliché muy particular: los japoneses siendo considerados personajes sumamente inteligentes y con grandes capacidades sobre otras partes del mundo, un nido de intelectuales y eruditos creadores de exitosos negocios multinacionales lo suficientemente posicionados como para combatir con las grandes industrias norteamericanas y las economías europeas, pero ¿es realmente cierto que esto se debe a que son tan inteligentes?, aunque no significa que sea una premisa del todo errónea es totalmente equivocado pensar que se debe a que poseen mejores o mayores capacidades intelectuales a las del resto del mundo, sin embargo si poseen algo más: disciplina como un estricto modo de vida.

“La disciplina superará a la inteligencia” es el marco que describen los japoneses para un modelo sociocultural tan arraigado a una nación como si fuese un plato típico o un himno nacional, es decir, que no importa que no seás inteligente o que no poseás ningún talento relevante, si tenés disciplina tarde o temprano alcanzarás y superarás a los que si poseen esas características y no tuvieron la destreza para disciplinarse; ellos adoptaron la idea y la hicieron parte de su ser, de su día a día, de su educación y ahora es algo tan natural de su nación como respirar, basado en ello es como han logrado las cosas impresionantes que hoy en día nos hace creer que poseen un gran talento intelectual natural.

¿Es tan difícil creer que el progreso de toda una nación se base en solo la disciplina?, si nos trasladamos al plano nacional, en Costa Rica podemos llegar a ser llamados el país del mañana, “mañana hago esto, mañana hago lo otro, para que hacer hoy lo que puedo hacer mañana”, cosas que se han transformado en parte de la cultura y que han moldeado un estilo de vida, tendencias de vagancia y conformismo que se traducen a lo que hacemos, estructuramos o gobernamos.

Vale la pena detenerse un segundo y modificar el estilo de vida que predomina o que domina una nación y restringe las posibilidades de surgimiento, no existen atajos solo trabajo duro, dedicación y esfuerzo al máximo, no es suficiente solo ser inteligente o talentoso, eso es un plus, lo que necesitás para llegar al camino del éxito es disciplina, así que  ¿Qué estás esperando?, ¡Disciplinate!

Héctor Piedra León.

Síguenos en:
¿Querés conocer nuestros servicios? Contactanos