Evolución, constante evolución.

Todos están enterados de la acelerada y grata bienvenida que han disfrutado los medios digitales de un período no tan lejano hasta el día de hoy; valorar más el tiempo, ser más prácticos y facilitar la búsqueda de la información de interés, son factores que han provocado parte de lo que llamamos Marketing Digital.

Dicho Marketing ha dado un gran salto y un paso de suma importancia, consecuente al Marketing tradicional o análogo. Los usuarios del mundo  anhelantes de estar cada vez mejor informados, han  provocado que las empresas de hoy tengan la necesidad de actualizarse, transformarse de forma decidida y a su vez de comunicar en el medio más óptimo sobre sus productos o servicios en el mercado.

Poderosas herramientas de posicionamiento como la creación de Plataformas Digitales han revolucionado, dándole guerra  a medios de comunicación tradicionales, alcanzando una gran ventaja competitiva y lo más importante alternativa, para desarrollar ventas  en el mercado actual. Las redes sociales forman parte de ello, un canal que se ha acostumbrado a reconocer el  éxito.

Asimismo, una de las características primordiales de este tipo de plataformas es la segmentación  o definición de los perfiles del público, cuyo objetivo es reconocer a quién dirigir los servicios o productos afines.

Por esta razón, se hace presente la evolución del marketing;  usuarios más exigentes y menos fieles cuando notan que los canales mejoran, unos más que otros. Ese es el incentivo para avanzar, estar abiertos a los cambios y sobre todo ser consistentes en la metamorfosis que se desee aplicar.

Por:

Manuel Elizondo.

QA gestión.

Síguenos en:
¿Querés conocer nuestros servicios? Contactanos