Lo que podemos aprender de Apple y Steve Jobs


Son varios los artículos, biografías, estudios y demás materiales que se han creado a partir de la historia de Apple y su  fundador. Y como no, si desde sus inicios cambió para bien o para mal, según se quiera ver, el mundo tal y como era concebido en ese momento.

Y es que Apple, bajo la dirección de su fundador, Steve Jobs, se caracterizó por tener la capacidad de ver el mundo no como es, sino como debería ser, se encargó de redefinir el juego y compitió por ser la mejor en su nicho de mercado.

Lo que nos deja claro que son pequeñas acciones las que hacen la diferencia, esto es y será, nos guste o no, un principio básico que debemos aplicar en nuestra vida tanto profesional como personal si deseamos no solo “pensar fuera de la caja”, sino también ver los resultados de tan ansiada  forma de pensar.

Bajo esta premisa les comparto algunas de las cosas que implementadas de forma ingeniosa han hecho de personas y compañías grandes referentes en lo que a creatividad y éxito se refiere:

  • Trabaje duro y los demás le respetarán. El respeto es un primer paso crucial para conseguir lo que uno quiere.
  • Desborde entusiasmo. A las personas nos influyen las muestras de emoción.  El proceso de ‘venderse’ a uno mismo o un producto es clave para convencer a los demás para que acepten sus ideas.
  • Tome decisiones definitivas rápidamente. (Casi) siempre es posible hacer cambios más adelante.
  • Trabaje solo con los mejores profesionales y confíe en ellos. Jobs aseguraba que “no tiene sentido contratar a personas inteligentes y después decirles lo que tienen que hacer”.
  • Exija la perfección y no se conforme con menos. “El único modo de hacer un gran trabajo es amar lo que hace. Si no lo ha encontrado todavía, sigua buscando. No se acomode”.
    • Ame todo aquello a lo que se dedica (su compañía, sus colaboradores, sus productos):
    • · El éxito está en los detalles: celebre con su gente los logros y los éxitos
    • No tolere personas poco comprometidas alrededor suyo
    • No puede hacer todo usted mismo
    • Para vender una idea, producto o servicio, póngase en los zapatos de la otra persona
    • Ser el mejor en su nicho de mercado, pero no ser tan exclusivo, al punto que la mayoría no pueda experimentarlo
    • No se trata de vencer a la competencia en su juego. Usted redefina el juego: Piense diferente para crear un nuevo juego.
    • Cree cultura de equipo

“Tienes que confiar en algo. Tu instinto, tu destino, tu vida, tu karma, lo que sea. Este enfoque nunca me ha fallado y ha marcado toda la diferencia en mi vida”. Steve Jobs

Síguenos en:
¿Querés conocer nuestros servicios? Contactanos