¿Por qué es esencial fortificar el uso de videos en tu estrategia digital en 2016?

Instagram-Video-iPhone5_resize-1

 

Por Josué Vargas

El 2015 fue un año muy ocupado en el mercado digital. El 2016 está a la vuelta de la esquina y es vital desde ahora identificar, inspeccionar, seleccionar o agrupar cada una de las alternativas que mejor nos ayudarán a optimizar el alcance de nuestros contenidos en los siguientes meses.

De acuerdo a un reporte reciente de Cisco, los videos representarán un 80% del tráfico global del internet en 2019, eso equivale a casi un millón de minutos compartidos cada segundo. (http://www.cisco.com/c/en/us/solutions/collateral/service-provider/ip-ngn-ip-next-generation-network/white_paper_c11-481360.pdf)

Con el auge de redes sociales como Snapchat, Instagram y Vine en el gusto de los más jóvenes de la casa, está claro por donde va el asunto. Los videos no son una opción más para dar a conocer un producto o servicio, los videos son la opción.

Según Financial Times, la aplicación amarilla de video-mensajería está alcanzando más de 6 billones de visualizaciones en sus videos al día, una cifra que al momento solo Facebook conoce.

En ofensiva, en los últimos meses, hemos visto las mejoras que ha hecho el gigante Instagram en su plataforma en cuanto a la reproducción de clips. Valerse de paciencia era la única opción cuando se quería reproducir un video. Ahora, los 15 segundos más entretenidos de la aplicación se cargan casi que de inmediato, aun cuando la conectividad no es la mejor.

El cambio más significativo se percibió en Facebook. Los videos en Youtube han pasado a segundo plano desde que la red de Mark Zuckerberg permite a usuarios y administradores de páginas subir videos desde sus respectivos perfiles. La facilidad con la que los videos se reproducen, ideados con cariño para teléfonos inteligentes, ha modificado la forma en la que los medios se comunican.

Sencillo de compartir, de rápida carga, visualización de alcance para administradores y terceros en tiempo real y un mundo de oportunidades.

La implementación disparó la reproducción diaria de videos a 8 millones. La cantidad de videos que comparte un usuario al día aumentó en 75% a nivel global y se estima que 5 de cada 10 estadounidenses que ingresan a Facebook ven al menos un video al día. (http://www.businessinsider.com/facebook-is-now-generating-8-billion-video-views-per-day-2015-11)

Asimismo, la incorporación de gifs animados externos a Facebook, función empleada desde junio del 2015, figura como una alternativa recreativa no solo para usuarios, sino también para los aventureros que han añadido esta función a su canasta creativa básica para su estrategia digital.

Ya estamos claros con lo que quiere ver la gente, pero ¿y el formato?

Ignorando los fundamentos básicos del mercado objetivo, la tendencia de videos creativos y cortos parece barrer con todo.

La presencia dominante de los millennials en Instagram y Snapchat, la influencia que estas aplicaciones están teniendo en el mercado, en suma a otros factores externos como el exceso de información en internet y la limitación de algunos recursos (batería, wifi, tiempo etc), ratifican lo que todo ya sabemos. El usuario moderno demanda la información ahora, rápido, de manera concisa y entretenida.

Dicho esto, las tardes de palomitas en pantalla plana se quedan en Netflix o Hulu. En sus teléfonos, los usuarios están viendo la mayoría de vídeos en tiempo real, de baja producción, de formato vertical y con una duración que no suele superar los 60 segundos. Cuánto más rápido podás transmitir una idea o el mensaje principal en un video, más garantía de alcance obtendrás.

Los números han hablado. Es hora de sacarle provecho a los momentos más pronto que el tiempo real.

 

Síguenos en:
¿Querés conocer nuestros servicios? Contactanos