Redes sociales, un aliado más de su empresa.

Para nadie es un secreto que hoy la mayoría de empresas y marcas optan por un perfil en este no tan nuevo campo de batalla; pero ¿qué se necesita para que todo marche según las expectativas, apegándose siempre a la realidad que vive su compañía y reflejando todo eso que construye en su cabeza cuando presenta el modelo de estrategia?

A continuación me tomo el tiempo para describir algunos puntos que debería seguir a la hora de iniciarse en este maravilloso mundo:

  • Determine cuál o cuáles redes le beneficiarán a su empresa.

Es importante que sepa distinguir qué tipo de red social sea la que mejor se acople a su modelo de negocio, es decir poco le servirá abrir un perfil en Twitter si su empresa se dedica a vender alimento para mascotas, es más factible que cree un perfil en Facebook para dar a conocer los beneficios de su producto o incluir fotografías que resalten la calidad del producto.

  • Genere contenido.

Una vez que tenga claro cuáles son los canales que quiere utilizar justificando su uso, es de vital importancia que se dé la tarea de invertir el tiempo necesario para generar el contenido que publicará en cada uno de ellos. No basta con abrir el canal y decir –Estoy en redes sociales-, esto va más allá.

Alimentar con frecuencia los canales hará que su credibilidad aumente, así como la confianza de su comunidad. Recuerde que estos perfiles serán en muchas ocasiones la puerta de entrada para un posible consumidor fiel. Otro consejo importante, como ya lo había mencionado en otro artículo, nunca deje de lado su servicio al cliente. Dedíquele el tiempo necesario para establecer parámetros de respuestas y canalizar las consultas que se puedan generar, nunca ignore a un usuario por más negativo que sea el comentario que reciba.

Sea creativo, uno de los mayores éxitos que podría tener su marca es lo que carece su competencia. Atrévase a innovar, no se deje intimidar por otros y busque alternativas para que su comunidad encuentre ese valor agregado que no tiene en ningún otro lugar.

  • Vigile su competencia.

Los que estamos en esta área sabemos que darle un margen de ventaja a la competencia puede costarnos caro, por lo que de ninguna manera se debe dejar de observar qué y cómo lo está haciendo mi opositor para tomar cartas en el asunto. Hacer un análisis cualitativo y cuantitativo de sus perfiles en redes sociales es importante para tomar ventaja si se desea o para adaptar algunas ideas si fuese el caso.

  • Establezca objetivos.

Sin objetivos y metas claros de dónde quiere su empresa avanzar con esta estrategia de comunicación es difícil que se tenga éxito. Si no sabe para dónde va, ya llegó.

  • Analice resultados con periodicidad de su comunidad.

No es de mucha ayuda el que tenga un excelente perfil y el mejor contenido si usted no escucha y entiende a su mercado meta. Analice qué está y cómo está pasando la interactividad de su(s) comunidad(es) para tomar decisiones si es el caso. Estas decisiones podrían ser a manera de ejemplo: Cambiar la estrategia de alcance de público meta, cambiar el tono o el contenido que se comparte por algo más serio o de carácter más coloquial, modificar la frecuencia con que se postea o la manera en la cual se atienden comentarios o sugerencias, entre otros.

  • Identifique quién será la cara detrás de las redes sociales.

Como último consejo y no menos importante, es fundamental que además de escoger bien los canales en los que va a participar, identifique tanto en personalidad como en aptitudes quién será la persona o empresa que administre su(s) perfil(es). Es muy importante que esta persona o empresa entienda el manejo completo de su marca, qué servicios y qué mercado meta es el que le interesa, pero sobre todo que tenga las cualidades personales más a fines con su empresa o marca.

Recuerde que no sólo será una persona que postee contenido o que contestará comentarios, esta persona será quien le dé vida al perfil y de ahí que su actitud siempre se verá reflejada y los usuarios percibirán el interés con que son acogidos sus comentarios o quejas.

Este punto es tan importante como contratar a su recepcionista, quien será la persona que dé la cara cuando ingresen a su oficina. No creo que sea de su interés o agrado una persona que tenga malos modales o que no entienda bien cuál es su función o qué y cómo lo hace.

Estableciendo y teniendo claros estos puntos básicos para iniciar en redes sociales, su experiencia por este mundo paralelo le será más interesante para usted y sus seguidores. Anímese, no tenga miedo a fracasar que en este campo no hay nada escrito y todo puede generar buenas o malas impresiones.

Licda. Carolina Piña
@oOoCarooOo
Coordinadora Redes Sociales, ARWEB.com

Síguenos en:
¿Querés conocer nuestros servicios? Contactanos