Salud mental, liberemos el estrés.

Fácil y comúnmente todos hemos sentido estrés,  muchas cosas pueden ocurrir en la vida que pueden perturbar nuestra salud emocional y provocar sentimientos fuertes de tristeza, estrés o ansiedad…

Vivimos en tiempos en los que, lo queremos debe estar en segundos como si fuera  hecho por máquinas, y olvidamos la realidad, somos humanos y requerimos tiempo, nos cansamos y sentimos.

En la actualidad más personas trabajamos y nos movemos para arriba y abajo, corre y corre, por cumplir con la sociedad, con nuestra familia, nuestros trabajos y pocas veces  sacamos tiempo para nosotros o para hacer las cosas con calma.

Estamos en la era donde todos se estresan por todo y con todo, y el que no se estresa es visto como un “raro”, cuando en realidad deberíamos ser todos unos “raros”, y sacar más tiempo para  ver  las situación real y analizar opciones para mejorar y superar lo que llamamos problemas que en su mayoría todos tienen la solución al alcance, el saber controlar y dar prioridad a las cosas que ameritan importancia; esto ayuda a que nos estresemos innecesariamente, y a que nuestra labor y vida  tenga una salud mental y física.

Algunas veces simplemente hemos pasado por períodos transitorios de estrés, debido alguna situación específica tan simple como el estar en un tráfico pesado. O en algunos casos es más constante y complejo como cuando tenemos problemas, algún miembro de la familia está enfermo, también los cambios favorables también pueden ser tan estresantes como  los cambios desfavorables, tener problemas de dinero, perder el trabajo por causa ajena a su desempeño, estar de duelo por la muerte de un ser querido, sufrir una enfermedad, ser promovido en el trabajo, mudarse a una casa nueva o debido a nuestra rutina diaria.

Cual sea el motivo,  está dicho que el estrés  produce que nuestro cuerpo responda a la manera como pensamos, como sentimos y como actuemos, esto hace que nuestra salud se vea afectada a corto y largo plazo, una persona envejece más rápido que lo normal, cuando maneja niveles de estrés fuertes y continuos, está ansioso o enojado.

Nuestro cuerpo trata de decirnos y ponernos alerta de que algo no anda bien, no esperemos que pase algo trágico para bajar el nivel o interesarnos x controlar el estrés, nuestra salud esta primero y son miles de enfermedades que nos podemos generar nosotros mismos alterar el sistema inmunológico, enfermedad coronaria, osteoporosis, artritis inflamatoria, diabetes tipo 2, y algunos tipos de cáncer, en su gran mayoría son a largo plazo o una presión arterial elevada o una úlcera estomacal podrían desarrollarse después de un evento particularmente estresante.

Así que liberemos el estrés.

Aprendamos a lidiar con los  sucesos que efectivamente tienen solución, y manejemos la forma como reaccionamos ante la situación o problema, evitando el adelantar las arrugas y enfermedades, nuestra salud mental y física es valiosa, sin precio alguno. Es necesario cuidarla, somos jóvenes y debemos disfrutar de lo bello que la vida nos da.

En conclusión   deje de estresarse, empiece a vivir, disfrute la vida y todo lo bueno que tiene.

Así que les dejo tres puntos que tal vez les pueda ayudar a controlar el estrés ante los problemas que hacen parte de una vida normal y cotidiana:

1. Balanceado la vida.

Trate de no angustiarse con los problemas de trabajo, o de casa, que puedan conducir a sentimientos negativos, no se preocupe por las cosas que usted no puede controlar. Es importante lidiar con estos sentimientos negativos pero también tratar de enfocarse en las cosas positivas de su vida

2. Paciencia ante el problema.

La gente es capaz de lidiar con el estrés de manera sana cuando logra manejar las situaciones con paciencia.

3. Tranquilice su mente.

Esto se puede conseguir con métodos de relajación tales como la meditación, deporte, eventos sociales o aficiones.

Es importante dormir lo suficiente y hacer ejercicio para aliviar la tensión acumulada.

Carolina Zumbado
Diseño Gráfico.

Síguenos en:
¿Querés conocer nuestros servicios? Contactanos