Superación: planeación, esfuerzo y trabajo continúo.

Este mundo está lleno de oportunidades, la base está en saber aprovecharlas para luego sentirse reconfortado por lo que se logró.

La superación es un valor que hace que la persona se perfeccione a  sí misma, en diferentes aspectos, creencias, autoestima, espiritualidad entre otras. Hay ocasiones en que el interés por ser mejor se queda solamente en las palabras y no se va al plano de la acción es por eso que hay que tomar en cuenta varias cosas:

–          Sálgase de la rutina, procurando hacer las cosas de la forma correcta, no solo para cumplirle a los demás, sino para sentir satisfacción propia, ya sea en su profesión,  en el estudio o en lo laboral.

–          Plantee sus metas y haga todo lo que este a su alcance sin necesidad de rendirse.

–          Procure dar lo mejor de usted en cada situación que la vida le presente, no deje atrás los detalles que hacen que esta sea más bella.

–          No tenga miedo de arriesgarse, no hay nada mejor que saber que uno tomo la decisión de hacer lo que se propuso y luego lamentarse por no haberlo hecho.

–          No sea conformista, el conformismo no lleva a nada, más bien lo deja estancado y en su zona de confort, para evitarlo haga cosas que nunca ha hecho,  confíe en sus capacidades y pruebe cosas nuevas.

–          Manténgase firme en cuanto a sus creencias, no deje que nadie atente contra ellas.

–          No se dé por vencido aunque las cosas no sean lo que uno espera, como el dicho ‘’ Después de la tormenta viene la calma’’

–          Aprenda a trabajar en equipo, en el camino a cumplir sus metas se encontrará personas con quienes compartirá la experiencia de superación y con las que logrará grandes cosas.

–          Concéntrese todos sus esfuerzos en el presente, no deje que su pasado lo atormente y no pierda tiempo en el futuro.

–          Un fracaso dura lo que tarda en olvidarlo, es usted el que decide hacerlo permanente o no.

No olvide que al final no hay nada más reconfortante que saber que lo que uno sembró dio frutos y uno recibe la recompensa de que hizo las cosas de la forma correcta.

Por: Ariela Venegas
Coordinadora de Proyectos

Síguenos en:
¿Querés conocer nuestros servicios? Contactanos